Panorama Sur

Es un espacio de creación y formación para dramaturgos con sede en la ciudad de Buenos Aires, que se ha consagrado como una plataforma de intercambio internacional. 
Un programa intensivo de Artes Escénicas que cada año conjuga, a lo largo de tres semanas, un seminario para dramaturgos, workshops y clases magistrales dictadas por reconocidas personalidades locales y extranjeras, conjuntamente con la presentación de aclamados espectáculos internacionales abiertos al público.

Twitter

📷 [BE A TRAFICANTE 2] // América Latina, 2017. Nadie se envía cartas. La correspondencia ha adquirido... https://t.co/rIRYdmF57Y

📷 #Desmontaje de #ConstanzaMuere con #ArielFalace 1. Corrientes 1485 Hoy es el desmontaje de Constanza... https://t.co/QLLqBYHc0P

📷 [3/3 ¿SUEÑAN LOS ESPECTADORES CON DRAMATURGIAS ELÉCTRICAS?] // ¿Cuántos actores nos habrán visto... https://t.co/vxJoE7iZvE

📷 [2/3 ¿SUEÑAN LOS ESPECTADORES CON DRAMATURGIAS ELÉCTRICAS?] // Si eso pasara, ¿no sentirías la... https://t.co/x9ECkILvSE

Facebook

Panorama Sur
Panorama Sur29/07/2017 at 6:19am
#Desmontaje de #ConstanzaMuere con #ArielFarace

1. Corrientes 1485

Hoy es el desmontaje de Constanza muere, de Ariel Farace. La escena es un falso círculo de conversación, donde la voz cantante está determinada por la luz que entra desde la ventana que hay detrás del invitado. El mood que se percibe es shakesperiano (y el referente un cliché): parecen ser quienes aquellos que viendo a Próspero no saben que en realidad han sido seducidos por Ariel.

La dinámica de desmontaje: los becarios de PANORAMA SUR han leído un texto dramático, han visto el montaje y ahora se asoman a un intercambio con el autor y director de la pieza, moderados por Cynthia Edul.

Así, antes que des-montadores, somos como lectores, espectadores, lectoespectadores.



2. Piropo en reversa

A veces, sobre todo en los no-lugares, hay que contar lo que no sucedió. Ariel confiesa que carga sus insumos de trabajo en el mismo camión de volteo: material literario y material escénico. Y en torno a él (a Ariel, no al camión) un grupo de jóvenes autores que ayer fueron rebaño y manada hoy devienen cohorte a punta de preguntas. Casi todos son dramaturgos, creadores de premisas, articuladores. A ninguno le gustó el texto más que el montaje. Viniendo ambos resultados de la misma persona, habría sido posible sincerarse: “Che, a ver, a mí me gustó más el texto” y listo. Soltar un piropo de reversa como ése, en medio de una dinámica como la latinoamericana, donde desde hace rato la tarea de disolver el lugar común del texto como eje del hecho teatral se ha comido a varios. No sucedió. Y a veces hay que contar lo que no sucedió. Sobre todo en los no-lugares.



3. The Lectoespectador is back

El escritor habla sobre el director. Insiste en que ambos ven el texto como un elemento más, tan importante como lo que trae una actriz o los ejercicios de composición escénica. Las preguntas, aun así, vuelven a tocar los mismos lugares (no las mismas obsesiones). ¿Cómo escribes? ¿Qué haces primero? ¿Cómo entra algo a la pieza? ¿Cómo sale? ¿Qué se queda? Y en los apuntes vuelvo a una de las frases que VLM contagia en su ensayo El lectoespectador:

“No existen este mundo y el otro. El arte no puede seguir reivindicando habitar una esfera autónoma, un dominio separado. […] La clase de los objetos es única, todos ellos gozan del mismo calibrado y adolecen de la misma carencia ‘objetiva’ de fantasmalidad”

La frase es de José Luis Brea. Nunca he conseguido el ensayo completo, sino fragmentos. Se llama Redefinición de las prácticas artísticas. Siempre es tentador. En ocasiones las dudas sobre el proceso creativo han dejado de corresponderse con las (no-siempre-nuevas) dinámicas a las cuales podemos asistir gracias a la casualidad de estar vivos y delante de esa pieza justo ahora. Preguntamos los cómos y no los para-qués, como si hubiera un mundo y otro.



4. ¡Toma, ya!

El proceso es inexorable. Usemos sinónimos: el proceso es ineludible, el proceso es forzoso, el proceso es inapelable, el proceso es fatal. Y por eso es necesario hacer consciencia del proceso: porque sin proceso no hay. El proceso es inexorable. EL-PRO-CE-SO-ES-I-NE-XO-RA-BLE.

Badababoom

5. Humor, Mancilla & Co.

Varios de los lectores se habían quedado enamorado del aspecto poético del texto. Dijeron literario, estilístico, estético, hermoso, elaborado. Varios de quienes se habían enamorado se sorprendieron al ver una propuesta derivando hacia el humor. Y a varios de esos sorprendidos les pareció que parte de la poética del texto era mancillada por la comedia.

El camino a la inversa fue igual de interesante.

Ariel testimonia que sus textos son llorados. Durante el proceso de escritura lo atraviesan los textos y, entonces, llora cuando es menester. Usa el adverbio durante. No dice en, como la mayoría en las calles de acá. Dice durante. Y descubre que si no hubiera usado ese recurso aquella poética admirada habría devenido en un ejercicio solemne de la palabra, melosos. Usa el adjetivo meloso.

El camino con la actriz fue distinto: “era necesario mancillar la presencia de Ana Lía para que Constanza apareciera. Es una presencia muy fuerte y era preciso mancillarla a ella para que la vieja apareciera. Ver qué se podía hacer cuando ya Ana Lía nos estuviera ahí, por haberlo dado todo”.

En medio de un universo que representa a una mujer que va a morir, quizás hay demasiado por decir como para dejárselo todo al texto. “Te tenías que olvidar de que se estaba hablando de eso… como siempre en el teatro”.

La actriz emparentada con la poética. El humor como un custodio de la palabra. Humor y poética.

No está solo Ariel, pero casi. Y eso es bueno. Así como es bueno decir durante algunas veces.



6. #Copi

La idea de un proceso inexorable no es exclusiva de la escritura y la dirección: un curador, un programador, un actor padecen de la misma inevitabilidad..

Opción 1: Hombre blanco hijo de hacendados y artista realista. Propietario. Su escritorio bajo techo está en el barrio de toda la vida y es 1979. Opción 2: Homosexual antes de 1968. Hijo de periodistas fundadores. Inquilino. Su escritorio estaba antes que él en el apartamento rentado. Será difícil crear de la misma manera por muchas razones, pero también porque es muy difícil conjugar crear y de-la-misma-manera sin sonar como un imbécil. Sin embargo, si ambas condiciones de creación tienen éxito terminarán en el mismo lugar: las tripas de la máquina.

Una lengua menor es ese idioma que crece dentro de una poética. Toda lengua menor será perseguida por el aparato de inteligencia de la lengua mayor. ¿Es cáustico? Lo envolvemos de oropel. ¿Es aburrido? Lo momificamos.

Volver etiquetas las etiquetas: la misma inexorabilidad.

Hoy veremos #Copi en el #Cervantes.

Intentaré sentarme delante de personas mayores.

Va a estar bueno.



7.

“Te tenías que olvidar de que se estaba hablando de eso… como siempre en el teatro”.

Simplemente me lo repito. Eso.

Calibán debe estar escondido en otro lado.
#ElNarrador de @Panorama_SUR
Panorama Sur
Panorama Sur29/07/2017 at 4:57am
Utopía Día 2. Jueves 3 de agosto a las 18h en el Teatro Nacional Cervantes. ¡Imperdible! Entrada Libre y Gratuita
Panorama Sur
Panorama Sur
Panorama Sur28/07/2017 at 10:28am
Ya se presenta la "Acción Correspondencia" por el Grupo Traficantes en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires
Panorama Sur
Panorama Sur28/07/2017 at 7:36am
[BE A TRAFICANTE] // por @willymckey. América Latina, 2017. Nadie se envía cartas. La correspondencia ha adquirido una temperatura performática. Si alguien llega hasta tu puerta con una carta debe lucir como lo que es: un terrorista, un peatón del no-lugar, un traficante. Y todo se complica de ahí en adelante mediante la complicidad: colaborar con lo que hace un traficante te convierte en uno; vivir cerca de un traficante te convierte en un habitante del tráfico; saber que alguien está traficando te convierte en traficado. Emergencia, urgencia y laboratorio a la vez (y a la voz). Toda carta es un sustituto. Todo sustituto revela una carencia. Toda carencia manifiesta un apetito. Apetito postal. Cada uno de los #Traficantes se alimenta de confesiones escritas a mano entre un remitente y un destinatario, que luego transformarán en experiencia común, (casi) pública. Corren peligro. (Todo traficante corre peligro: para eso trafica). Tanto que hoy los veremos en un museo: el MAMBA a las 19:00. La única manera de salvarse estará en volverse legión: convencerte a ti de ser un traficante más, disolver el tráfico en tu cotidianidad, darte con la palabra en la cara hasta que haya correspondencia entre el no-lugar desde donde sale una carta hasta los ojos que la reciben. #ElNarrador de @Panorama_SUR
Panorama Sur
Panorama Sur28/07/2017 at 6:15am
Hoy desmontamos "Constanza Muere" con el gran Ariel Farace #PanoramaSur

Tumblr



[BE A TRAFICANTE 2] // América Latina, 2017. Nadie se envía cartas. La correspondencia ha adquirido una temperatura performática. Si alguien llega hasta tu puerta con una carta debe lucir como lo que es: un terrorista, un peatón del no-lugar, un traficante. Y todo se complica de ahí en adelante mediante la complicidad: colaborar con lo que hace un traficante te convierte en uno; vivir cerca de un traficante te convierte en un habitante del tráfico; saber que alguien está traficando te convierte en traficado. Emergencia, urgencia y laboratorio a la vez (y a la voz). ESTE SÁBADO ESTARÁN ESCRIBIENDO CARTAS EN TRES BARES DE BsAs: FEDERAL, LA POESÍA Y PUERTO RICO. Pueden ir y verlos trabajar en sus sustituciones. Porque cada carta es un sustituto: sustituto de una voz y de un cuerpo a la vez. Todas. Toda carta es un sustituto. Todo sustituto revela una carencia. Toda carencia manifiesta un apetito. Apetito postal. Cada uno de los #Traficantes se alimenta de confesiones escritas a mano entre un remitente y un destinatario, que luego transformarán en experiencia común, (casi) pública. Corren peligro. (Todo traficante corre peligro: para eso trafica). La única manera de salvarse estará en volverse legión: convencerte a ti de ser un traficante más, disolver el tráfico en tu cotidianidad, darte con la palabra en la cara hasta que haya correspondencia entre el no-lugar desde donde sale una carta hasta los ojos que la reciben. #ElNarrador de @Panorama_SUR

Leer Más...


#Desmontaje de #ConstanzaMuere con #ArielFalace


1. Corrientes 1485

Hoy es el desmontaje de Constanza muere, de Ariel Farace. La escena es un falso círculo de conversación, donde la voz cantante está determinada por la luz que entra desde la ventana que hay detrás del invitado. El mood que se percibe es shakesperiano (y el referente un cliché): parecen ser quienes aquellos que viendo a Próspero no saben que en realidad han sido seducidos por Ariel.

La dinámica de desmontaje: los becarios de PANORAMA SUR han leído un texto dramático, han visto el montaje y ahora se asoman a un intercambio con el autor y director de la pieza, moderados por Cynthia Edul.

Así, antes que des-montadores, somos como lectores, espectadores, lectoespectadores.

2. Piropo en reversa

A veces, sobre todo en los no-lugares, hay que contar lo que no sucedió. Ariel confiesa que carga sus insumos de trabajo en el mismo camión de volteo: material literario y material escénico. Y en torno a él (a Ariel, no al camión) un grupo de jóvenes autores que ayer fueron rebaño y manada hoy devienen cohorte a punta de preguntas. Casi todos son dramaturgos, creadores de premisas, articuladores. A ninguno le gustó el texto más que el montaje. Viniendo ambos resultados de la misma persona, habría sido posible sincerarse: “Che, a ver, a mí me gustó más el texto” y listo. Soltar un piropo de reversa como ése, en medio de una dinámica como la latinoamericana, donde desde hace rato la tarea de disolver el lugar común del texto como eje del hecho teatral se ha comido a varios. No sucedió. Y a veces hay que contar lo que no sucedió. Sobre todo en los no-lugares.

3. The Lectoespectador is back

El escritor habla sobre el director. Insiste en que ambos ven el texto como un elemento más, tan importante como lo que trae una actriz o los ejercicios de composición escénica. Las preguntas, aun así, vuelven a tocar los mismos lugares (no las mismas obsesiones). ¿Cómo escribes? ¿Qué haces primero? ¿Cómo entra algo a la pieza? ¿Cómo sale? ¿Qué se queda? Y en los apuntes vuelvo a una de las frases que VLM contagia en su ensayo El lectoespectador:

“No existen este mundo y el otro. El arte no puede seguir reivindicando habitar una esfera autónoma, un dominio separado. […]  La clase de los objetos es única, todos ellos gozan del mismo calibrado y adolecen de la misma carencia ‘objetiva’ de fantasmalidad”

La frase es de José Luis Brea. Nunca he conseguido el ensayo completo, sino fragmentos. Se llama Redefinición de las prácticas artísticas. Siempre es tentador. En ocasiones las dudas sobre el proceso creativo han dejado de corresponderse con las (no-siempre-nuevas) dinámicas a las cuales podemos asistir gracias a la casualidad de estar vivos y delante de esa pieza justo ahora. Preguntamos los cómos y no los para-qués, como si hubiera un mundo y otro.

4. ¡Toma, ya!

El proceso es inexorable. Usemos sinónimos: el proceso es ineludible, el proceso es forzoso, el proceso es inapelable, el proceso es fatal. Y por eso es necesario hacer consciencia del proceso: porque sin proceso no hay. El proceso es inexorable. EL-PRO-CE-SO-ES-I-NE-XO-RA-BLE.

Badababoom

5. Humor, Mancilla & Co.

Varios de los lectores se habían quedado enamorado del aspecto poético del texto. Dijeron literario, estilístico, estético, hermoso, elaborado. Varios de quienes se habían enamorado se sorprendieron al ver una propuesta derivando hacia el humor. Y a varios de esos sorprendidos les pareció que parte de la poética del texto era mancillada por la comedia.

El camino a la inversa fue igual de interesante.

Ariel testimonia que sus textos son llorados. Durante el proceso de escritura lo atraviesan los textos y, entonces, llora cuando es menester. Usa el adverbio durante. No dice en, como la mayoría en las calles de acá. Dice durante. Y descubre que si no hubiera usado ese recurso aquella poética admirada habría devenido en un ejercicio solemne de la palabra, melosos. Usa el adjetivo meloso.

El camino con la actriz fue distinto: “era necesario mancillar la presencia de Ana Lía para que Constanza apareciera. Es una presencia muy fuerte y era preciso mancillarla a ella para que la vieja apareciera. Ver qué se podía hacer cuando ya Ana Lía nos estuviera ahí, por haberlo dado todo”.

En medio de un universo que representa a una mujer que va a morir, quizás hay demasiado por decir como para dejárselo todo al texto. “Te tenías que olvidar de que se estaba hablando de eso… como siempre en el teatro”.

La actriz emparentada con la poética. El humor como un custodio de la palabra. Humor y poética.

No está solo Ariel, pero casi. Y eso es bueno. Así como es bueno decir durante algunas veces.

6. #Copi

La idea de un proceso inexorable no es exclusiva de la escritura y la dirección: un curador, un programador, un actor padecen de la misma inevitabilidad..

Opción 1: Hombre blanco hijo de hacendados y artista realista. Propietario. Su escritorio bajo techo está en el barrio de toda la vida y es 1979. Opción 2: Homosexual antes de 1968. Hijo de periodistas fundadores. Inquilino. Su escritorio estaba antes que él en el apartamento rentado. Será difícil crear de la misma manera por muchas razones, pero también porque es muy difícil conjugar crear y de-la-misma-manera sin sonar como un imbécil. Sin embargo, si ambas condiciones de creación tienen éxito terminarán en el mismo lugar: las tripas de la máquina.

Una lengua menor es ese idioma que crece dentro de una poética. Toda lengua menor será perseguida por el aparato de inteligencia de la lengua mayor. ¿Es cáustico? Lo envolvemos de oropel. ¿Es aburrido? Lo momificamos.

Volver etiquetas las etiquetas: la misma inexorabilidad.

Hoy veremos #Copi en el #Cervantes.

Intentaré sentarme delante de personas mayores.

Va a estar bueno.

7.

“Te tenías que olvidar de que se estaba hablando de eso… como siempre en el teatro”.

Simplemente me lo repito. Eso.

Calibán debe estar escondido en otro lado.

#ElNarrador de @Panorama_SUR

Leer Más...


[3/3 ¿SUEÑAN LOS ESPECTADORES CON DRAMATURGIAS ELÉCTRICAS?] // ¿Cuántos actores nos habrán visto pasar sin saber que estábamos dispuestos, como un rebaño de chivos expiatorios? ¿Qué harán cuando se enteren que este nuevo protocolo los incluye y los repite hasta dar con la diferencia? ¿Cómo llamaremos a este nuevo no-lugar cuando la palabra ‘teatro’ no alcance? #ElNarrador de @Panorama_SUR

Leer Más...


[2/3 ¿SUEÑAN LOS ESPECTADORES CON DRAMATURGIAS ELÉCTRICAS?] // Si eso pasara, ¿no sentirías la urgencia de liberarte de los posabrazos para salir agotado de una función? Es decir: ¿y si algún día, en lugar del actor-santo de Grotowski, nos sorprende la ciudad del espectador-mártir, decidido a ofrecer su cuerpo en sacrificio? #ElNarrador de @Panorama_SUR

Leer Más...


[1/3 ¿SUEÑAN LOS ESPECTADORES CON DRAMATURGIAS ELÉCTRICAS?] // No puedo contarles nada. Bueno: no puedo contarles mucho. Y cuando eso sucede lo mejor es hacer preguntas. Creo. ¿Y si un director de teatro, después de la rebelión global de los elencos, decidiera empezar a enviar sus directrices a los espectadores? ¿Y si además apostara por una escenografía insuperable en verosimilitud? ¿La ciudad, por ejemplo, con utilería mutante y una gestión del espacio verdaderamente pagada por el Estado? ¿Y si por una vez el texto resulta capaz de desbaratarlo todo y mutar hacia los números? ¿Y si resulta que desangelar una experiencia de arte vivo termina trazando un mapa nuevo donde no interesan las direcciones sino las potencias emocionales? #ElNarrador de @Panorama_SUR

Leer Más...